Connect with us

Subscribe

Internacionales

Armenia y Azerbaiyán al borde de la guerra.

Nuevamente se identifica el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán por la región de Nagorno-Karabaj. Todo apunta a la guerra, y esta vez tampoco hay una salida fácil.

Desde este 27 de Septiembre, los países vecinos se han enfrascado en intensos combates y, por primera vez desde el cese del fuego de 1994, ha habido enfrentamientos armados a lo largo de la línea de conflicto, hay muertos y heridos.

Armenia impuso primero la ley marcial, y después lo siguió Azerbaiyán, aunque el estado de guerra allí solo se aplica en unas partes del país. Ambas partes se consideran responsables de la escalada más grave en años, y esta podría empeorar aún más en el sur de Cáucaso. Pero ¿qué es lo que alimenta la violencia?.

El resurgimiento del conflicto en torno a Nagorno-Karabaj, que ha estado vivo entre Bakú, capital de Azerbaiyán y Ereván, su homóloga en Armenia, durante más de 30 años, ya se anunció en el verano. El 12 julio comenzaron los combates entre soldados armenios y azerbaiyanos  que duraron unos diez días, pero no en Nagorno-Karabaj, si no en la frontera internacionalmente reconocida entre ambos Estados. Alrededor de dos docenas de personas, incluyendo civiles, fueron víctimas de los combates.

La escalada en el sur del Cáucaso también está relacionada con una cierta frustración en Bakú. Incluso después de 30 años, y a pesar de numerosas negociaciones de paz, el territorio que, según el derecho internacional, pertenece a Azerbaiyán, no ha sido recuperado. “Nuestra prioridad siempre ha sido resolver este asunto dentro de las fronteras reconocidas. Durante 28 años hemos tratado de resolverlo pacíficamente, pero no funciona” dice Farhad Mamedov, politólogo azerbaiyano.

Armenia tiene ahora dos opciones dice Boris Navasardjan, observador político armenio y presidente del club de prensa de Ereván “Máxima movilización para responderá al ataque azerbaiyano e infligir el mayor número posible de pérdidas al enemigo. O en cooperación con la comunidad internacional, tratar de apaciguar a los líderes azerbaiyanos”.

Ereván quiere mostrar a Bakú el altísimo precio que tendría que pagar por la escalada en pérdidas militares y vidas humanas, dice Broers, de Chatham House. El primer ministro armenio Nikol Paschinjan es “menos reacción” a la  escalada de su predecesor Serzh Sargsyan.

El experto en el Cáucaso también considera que la situación es tan peligrosa porque actualmente no hay fuerzas internacionales que puedan ejercer suficiente presión para un cese al fuego. También queda por  ver hasta donde llegara Turquía en su apoyo a Azerbaiyán “la solidaridad con Azerbaiyán se está convirtiendo en apoyo, incluido en militar”, concluye Broers.

Newsletter Signup

Thanks for subscribing!

Jose Luis Marcos Mejía

Soy un seguidor del fútbol y otras disciplinas, escribo acerca de deportes porque me fascina y motiva hacer lo que me gusta, además intento que los lectores disfruten cada uno de mis artículos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias

Un juicio histórico

Opinion

Una forma sencilla de mantenerse saludable.

Salud

Un review al último baile de los Chicago Bulls.

Deportes

Abogado Andrew Bribriesco nos habla sobre la compensación Laboral

Opinion

Advertisement

Connect
Newsletter Signup

Thanks for subscribing!